Proyecto de huerto infantil o huerto urbano

El proyecto de huerto infantil o huerto urbano es una actividad dedicada a que el niño comience a relacionarse con el medio ambiente.

Un huerto escolar es una actividad infantil divertida y muy educativa. Los niños aprenden a cuidar la flora de nuestro planeta y se conciencian de su importancia desde bien pequeños.

Empezando esta actividad en las escuelas infantiles, los niños que les apasione pueden montar un huerto casero con el que continuar en el arte del descubrimiento de la naturaleza en casa junto a sus padres o hermanos.

Huerto escolar: El huerto infantil que  tus hijos adorarán

Entre las muchas enseñanzas que reciben los niños al tener que cuidar un huerto urbano, enseñaremos como deben remover la tierra, observar el crecimiento de las plantas y como cuidarlas. De esta forma, van cogiéndole cariño al medio ambiente al invertir ganas, esfuerzo, voluntad, ilusión y organización.

Los niños se divierten cuidado de su pequeño huerto infantil a la vez que desarrollan la imaginación y fantasía pensando en cómo serán los resultados de su plantación y la mejor distribución. No obstante, los huertos urbanos deben estar supervisadas por un educador de la escuela infantil o por los papás.

¿Cómo creamos nuestro huerto escolar?

En un primer momento, explicamos a nuestros niños la importancia de cuidar y responsabilizarse del huerto infantil y cómo serán las etapas del mismo.

En la escuela infantil Madrid Nanos de la Sierra contamos con un patio exterior idóneo para este proyecto escolar tan divertido. Además, disponemos de las herramientas necesarias para trabajar la tierra. El huerto escolar está colocado en una buena zona iluminada, necesaria para el crecimiento de las plantas. Nuestros educadores infantiles conocen los productos que pueden cosecharse cada temporada.

¿Cómo creamos nuestro huerto escolar? Nuestras razones para el proyecto del huerto escolar

Creemos que el proyecto de crear y mantener un huerto infantil tiene muchas ventajas que contribuirán al desarrollo físico y psicológico de nuestros alumnos:

  • Los alumnos podrán cultivar su propio alimento, lo que les ilusionará y aprenderán de donde vienen los productos agrícolas.
  • Favorecemos el cultivo de alimentos no alterados químicamente. Es un huerto ecológico.
  • Los niños se concienciarán y aprenderán sobre el cultivo de alimentos autóctonos.
  • Inculcamos valores de cuidado de la naturaleza y conservación del medio ambiente.
  • Los niños interactúan entre ellos (favoreciendo el desarrollo social), aprenden jugando y trabajan en grupo en un entorno natural.

Para nuestra escuela infantil Madrid, el proyecto de huerto urbano o huerto escolar es divertido, dinámico e instructivo.